Menú Cerrar

Cómo organizar una hoja de vida

Cómo organizar una hoja de vida eficaz

Todos sabemos los diferentes estilos de vida que existen según cada personalizada, están las personas organizadas y las que no lo son tanto. En algunos contextos de la vida esto puede influir más o menos, pero en el ámbito laboral es muy importante. Ser una persona organizada demuestra la buena capacidad de mantener bajo control las cosas, porque al final siempre se toman un tiempo en tomar decisiones para ver cuál se adecua más a la situación. Como la temática del blog se trata sobre temas laborales, vamos a dedicarle un tiempo a saber cómo organizar una hoja de vida, ya sea en un mismo documento o con una carpeta.

Si deseas organizar una hoja de vida en una carpeta, tal vez lo mejor sería incluirla en un folio junto a los otros documentos y certificados que se te soliciten. Como por ejemplo una carta de presentación o motivación. La carpeta para la hoja de vida igualmente sigue siendo muy útil, si deseas utilizar una debes tener en cuenta el orden. Primero se ubica la hoja de vida, ya que es el documento más importante, luego la carta de presentación y finalmente los certificados de cursos o cualquier título académico. A continuación también veremos cómo organizar la hoja de vida dentro del mismo documento, para presentar la información de forma adecuada.

Cómo organizar una hoja de vida en un documento Word

La organización de la hoja de vida depende del diseño que se elija y de su estructura. En una situación normal, o sea para un empleo típico la información debe seguir el siguiente orden.

  1. Datos personales y de contacto
  2. Presentación personal breve
  3. Experiencias de trabajo antiguas y actuales
  4. Formación académica
  5. Habilidades y aptitudes
  6. Conocimientos
  7. Idiomas
  8. Manejo de informática
  9. Referencias
  10. Otros datos de interés general

Con nuestros ejemplos de hoja de vida podrás ver mejor reflejado como se organiza y ordena una hoja de vida, ya que tienen un formato en Word y vienen con datos de relleno. También puedes seguir cada uno de nuestros artículos en el blog del sitio, donde contamos con toda la info necesaria para armar una buena hoja de vida.

Cómo organizar una hoja de vida con poca información

Es muy común encontrarse con hojas de vida con poca información debido a las pocas experiencias del profesional. Pero esto no es un impedimento a la hora de ordenar la hoja de vida. Como primer paso tendríamos que mantener el orden que ya hemos expuesto en el punto anterior pero con la diferencia que habría que quitar aquellos datos que no se tienen.

Luego, para que la hoja de vida no de la sensación de vacío o de que esté incompleta, se pueden extender otras secciones a las cuales uno desde un principio no le daría tanta prioridad. La idea es que la hoja de vida ocupe como mínimo una hoja de información útil, no vale poner cualquier cosa solo para llegar a ese punto.

Otros punto interesante para organizar una hoja de vida sin experiencia y con poca información que poner, es utilizar una plantilla linea, nada de dos o tres columnas. Una lineal hará ocupar más espacios en el currículum, y dará la impresión de que tiene más información que una de dos o más columnas.

Cómo organizar una hoja de vida muy larga

También tenemos el otro extremo, qué pasa con las hojas de vida muy largas ¿Son beneficiosas o no lo son? Por lo general son difíciles de organizar y muy estresante leerlas o interpretarlas. Si tienes una hoja de vida con mucha información lo ideal es que no te extiendas mucho por cada dato, solamente debes poner lo necesario. Incluso si puedes sacar información vieja o poco relevante para el puesto de trabajo al que quieras aplicar es la mejor idea. Recuerda no superar las dos hojas, porque seria abrumador para un reclutador leer una de cientos de datos, hasta podría llegar a la confusión y ser descartada.

En cuanto al orden de los datos, sigue siendo el mismo que en los puntos anteriores, siempre priorizando las experiencias de trabajo y la educación. Pero en un caso así lo mejor es compactar la hoja utilizando una de dos columnas para que por lo menos no se vea tan larga.